CO-BRANDING

¿Alianzas win to win con otras marcas? ¿Es posible? Conoce la estrategia colaborativa de marketing que ha ganado mucho prestigio en los últimos años a través de la creencia en que “la unión hace la fuerza”.

CO-BRANDING, ¿Alguna vez has escuchado acerca de ello o sabes bien en qué consiste?

Hoy te lo contaré todo acerca de esta gran estrategia que muchísimas marcas internacionales han implementado en alguno o varios de sus productos; además te daré 6 TIPS CLAVE para realizar una estrategia de co-branding exitosa que puedas aplicar a tu negocio, ¿Listo? ¡Ahí vamos!

CO-Branding: la alianza estratégica entre marcas

El co-branding es una estrategia de posicionamiento que consiste en la alianza estratégica puntual y con fines tácticos entre marcas, con el objetivo de aportar mayor valor, aumentar las rentabilidades y ganar mayor posicionamiento. A través de esta alianza estratégica las identidades de las marcas se juntarán; es decir tu marca que tiene una identidad propia y la marca con la que te juntarás (que también tiene su propia identidad), se unirán para alcanzar los objetivos en común.

El co-branding es una de las tácticas B2B más utilizadas en la actualidad; donde cada alianza realizada entre marcas necesita una metodología diferente y adaptada al tipo de producto o servicio al que irá dirigido.

¿Por qué las marcas deciden realizar una estrategia de CO-branding?

  • Penetración en nuevos mercados: ofrece la posibilidad a las marcas para ingresar a nuevos mercados o nichos que hasta el momento no había sido posible penetrar; esta alianza estratégica dará el empujón y apoyo necesarios para lograrlo.
  • Compartir gastos y recursos: algunas acciones necesitan grandes presupuestos que requieren un gran esfuerzo económico; como por ejemplo realizar campañas publicitarias o elaborar nuevos productos; es por ello que muchas marcas deciden realizar alianzas y disminuir el presupuesto de inversión para lograr sus objetivos.
  • Captar nuevos clientes: generalmente se logra cuando dos marcas se unen para desarrollar un nuevo producto que involucre a ambas compañías, y da la oportunidad a ambos de atraer nuevos clientes que se conviertan en posibles consumidores.
  • Mejora la imagen de la marca y otorga mayor visibilidad en el mercado

3 Tipos de co-branding

1. CO-Branding de complementación: dos marcas de mercados diferentes se unen con el objetivo de vender y promocionar un producto desarrollado entre ambas partes, por ejemplo:

APPLE NIKE WATCH

2. CO-Branding de conocimiento: se da cuando las compañías (de diferentes unidades de negocio) deciden colaborar entre ellas y compartir información valiosa de sus clientes para crear nuevos targets, poder penetrar y posicionarse en nuevos mercados. Esta estrategia ahorra a las compañías inversiones económicas y de tiempo, obteniendo información valiosa de una fuente confiable.

3. CO-Branding de ingredientes: Es una de las estrategias más conocidas en el mercado, donde 2 marcas de unen para crear un nuevo producto que aporte mucho valor al mercado. Generalmente se suele utilizar entre marcas que desarrollan productos del sector alimenticio, las cuales se fusionan para crear un producto novedoso y único; por ejemplo:

CALVO & CARBONELL

6 TIPS clave para realizar una estrategia exitosa de co-branding

El éxito del co-branding se basa en la fuerza y el valor que tiene cada una de las marcas.

Es importante tener en cuenta que realizar esta clase de estrategias, debería estar previamente planificado o tomado en cuenta dentro de tu PLAN ESTRATÉGICO, el cual es ideal elaborar cada año para poder visibilizar todos los objetivos que tienesy las estrategias que utilizarás para lograrlo.

¿Cómo implementarla?

1. Realizar una valoración de lo que pueda suceder

Lo primero y más importante que debes hacer es analizar la imagen que tiene tú marca, y valorar los beneficios o perjuicios que se puede tener al implementar una estrategia de co-branding; lo más importante es que no diluya la imagen y valor que tu mercado ya tiene en sus mentes sobre tu marca.

Debes estudiar y entender si implementar esta estrategia puede ser beneficiosa para ti, y cómo la suma de valores (de ambas marcas) será percibida en la mente de tu público; realizar un mapa de percepcion donde poder observar los beneficios y valores que pueden aportar ambos puede ayudar a entender mejor el escenario.

2. Definir el objetivo

Si haces cobranding, quiere decir que ambas partes desean alcanzar un objetivo en común, ¿pero cuál es ese objetivo?

Deben determinar si los objetivos son a corto o largo plazo, si se busca penetrar un nicho, acelerar el crecimiento de un mercado, si se busca posicionamiento, ¿el producto será limitado o busca quedarse en el mercado?

Establecer los objetivos te ayudará a mantenerse alineado y desarrollar las estrategias correctas para lograrlo.

3. Definir los roles de cada uno

Realizar una estrategia de co-branding significa que se unen dos marcas (o más) que desean alcanzar un mismo objetivo y realizaran estrategias en conjunto para poder lograr la meta.

Definir el tipo de comunicación y los roles que desempeñará cada marca será el punto CLAVE para que el proyecto siga adelante con éxito. Ambas marcas deben mantenerse unidas y comunicarse ante el público (y entre ellas) con coherencia.

4. Análisis de costes y beneficios

Realizar una estrategia de co-branding reduce los costes a la mitad, pero las ganancias también.

Se debe analizar si la inversión (tiempo, econonomico) valdrá la pena y beneficiará en algún aspecto a la marca. Los beneficios no necesitan ser siempre económicos, ya que ingresar a un nuevo mercado o aumentar el posicionamiento son grandes beneficios también, y todo depende de los objetivos principales que se tengan para realizar esta estrategia.

5. Control y medición

Debes definir los sistemas de medición que usarás para poder evaluar correctamente el progreso de lo que consideras importante.

6. Planificar la salida

Esto es algo que debes de tener muy claro al momento de desarrollar tu estrategia de co-branding, ya que los acuerdos también llegan a su fin, o los resultados no son los esperados (perjuicios y no beneficios); y debes de tener un segundo plan, donde definir QUÉ SE HARÁ en caso de que la estrategia implantada no salga como se espera.

Esto ayudará a reaccionar con rapidez en caso imprevistos.

Ejemplos: casos de éxito

Deja un comentario