mentoring

¿Que es Mentoring?

Si has sobresalido en tu carrera de alguna manera, es probable que hayas recibido ayuda de otros profesionales o de un proceso de mentoring. 

Tal vez un contacto de la universidad te conectó con tu primera pasantía, o un colega experimentado te ayudó en tu trabajo a prepararte para un ascenso. 

La mayoría de las personas que estamos en el mundo de los negocios que hemos comenzado desde abajo y vamos ascendiendo poco a poco, es verdad que a menudo no lo hacemos solos, hemos participado en un proceso de mentoring. Doy fe de esto.

El mentoring es una relación a voluntad recíproca y colaborativa que ocurre con mayor frecuencia entre un empleado senior y junior para el crecimiento, el aprendizaje y el desarrollo profesional del mentoreado. 

A menudo, el mentor y el mentee son internos de una organización, y se hace hincapié en los objetivos de la organización, la cultura y el asesoramiento sobre el desarrollo profesional. 

Los mentores a menudo actúan como modelos a seguir para sus mentorizados y les brindan orientación para ayudarlos a alcanzar sus objetivos.

El mentoring puede ser formal o informal. 

En un ambiente informal, los mentees establecen metas, pero generalmente no son medibles y las relaciones no están estructuradas. Para una relación de mentoría formal, si existen objetivos procesables y medibles definidos y establecidos con requisitos determinados.

Ser un mentor implica estar disponible para apoyar y asesorar a alguien cuando lo necesita, brindar ese apoyo de una manera que tenga sentido para ellos y siempre teniendo en cuenta los mejores intereses de esa persona.

Tómate un minuto para pensar en el mejor mentor que hayas tenido.

Esto no tiene que ser alguien en el trabajo, aunque ciertamente podría serlo. Pero los mentores vienen en todas las formas y tamaños: pueden ser tu gerente, un colega, un padre, un amigo, un coach, un profesor universitario … cualquiera que haya sido un asesor particularmente excelente en algún momento de tu vida.

Ahora, piensa en que te hizo destacar. ¿Fue el ejemplo que dieron? ¿Sentiste que realmente entendían tu estilo de comunicación, tu estilo de trabajo o tus objetivos? ¿Que parecían indicar siempre los recursos adecuados o darte el consejo adecuado cuando lo necesitabas?

En algún momento de tu vida (y, si tienes suerte, muchas veces), te encontrarás jugando el papel de mentor de alguien, en algún lugar. 

Puede ser a la vez emocionante y un poco confuso. ¿Qué significa exactamente ser el mentor de alguien y cómo puedes realmente destacar?

Veamos qué es mentoring, su importancia, que es un mentor, incluidos los tres tipos principales de mentores: mentores pares, mentores de carrera y mentores de vida. 

Luego, repasaremos 12 consejos para ser un mentor increíble.

mentoring

¿Que es mentoring?

El mentoring es una relación protegida que apoya el aprendizaje y la experimentación y ayuda a las personas a desarrollar su potencial.

Una relación de mentoring es aquella en la que tanto el mentor como el mentee reconocen la necesidad del desarrollo personal. El mentoring exitoso se basa en la confianza y la confidencialidad.

El mentoring es un sistema de orientación semiestructurada mediante el cual una persona comparte sus conocimientos, habilidades y experiencia para ayudar a otros a progresar en sus propias vidas y carreras. 

Los mentores debemos ser fácilmente accesibles y estar preparados para ofrecer ayuda cuando sea necesario, dentro de los límites acordados.

Los mentores a menudo tienen sus propios mentores y, a su vez, sus mentees pueden desear ‘devolver algo’ y convertirse en mentores: es una cadena para ‘transmitir’ buenas prácticas para que los beneficios se puedan difundir ampliamente.

El mentoring puede ser un acuerdo a corto plazo hasta que se cumpla (o cese) el motivo original de la asociación, o puede durar muchos años.

Mentoring es más que ‘dar consejos’, o transmitir lo que fue tu experiencia en un área o situación particular. Se trata de motivar y capacitar a la otra persona para que identifique sus propios problemas y objetivos, y ayudarlos a encontrar formas de resolverlos o alcanzarlos, no haciéndolo por ellos o esperando que ‘lo hagan como yo lo hice’, pero entendiendo y respetando las diferentes formas de trabajar.

El mentoring no es asesoramiento o terapia, aunque el mentor puede ayudar al mentoreado a acceder a vías de ayuda más especializadas si se hace evidente que este sería el mejor camino a seguir.

Definiciones de mentoring

“El mentoring es para el mentoreado. Sobre todo, para la mente del mentoreado. Creo que Mentoring necesita enfocarse y desarrollar el mejor pensamiento independiente del mentoreado sobre su trabajo, su carrera, su vida, sus sueños. La perspectiva del mentor es un ingrediente importante en esta relación especial. Pero se alimenta. No es la fiesta ”- (Kline 2009)

«Para ayudar y apoyar a las personas a gestionar su propio aprendizaje a fin de maximizar su potencial, desarrollar sus habilidades, mejorar su rendimiento y convertirse en la persona que quieren ser» – (Parsloe 1992)

«Ayuda fuera de línea de una persona a otra para realizar transiciones significativas en el conocimiento, el trabajo o el pensamiento» – (Megginson y Clutterbuck 1995)

«Una relación de aprendizaje que ayuda a las personas a hacerse cargo de su propio desarrollo, liberar su potencial y lograr resultados que valoran» – (Connor y Pokora 2007)

¿Por qué es importante el mentoring?

Un buen mentor puede ayudar al mentee a ser más efectivo en el trabajo, aprender nuevas habilidades, desarrollar una mayor confianza y tomar mejores decisiones para el crecimiento general de su carrera.

Los mentores también informan muchos beneficios, incluida la satisfacción de ver a otros desarrollarse; perspectivas generacionales y culturales expandidas; fortalecimiento de habilidades técnicas, de liderazgo e interpersonales; y continuar experimentando nuevas ideas y percepciones.

Técnicas o modelos de mentoring

Los mentores pueden entablar una relación de mentoring a largo plazo o pueden ser llamados a actuar como un punto de asesoramiento de mentoring en un solo paso para un tema específico. En todos los roles, el mentor actuará como una fuente independiente de asesoramiento y apoyo profesional. 

La formación está disponible tanto para mentores como para mentees y se recomienda encarecidamente antes de iniciar cualquier forma de relación de mentoring.

  • Mentoring individual: este tipo de mentoría es el más tradicional de todos los tipos de mentoría. Solo el mentor y el mentoreado están involucrados en este tipo de mentoría, y generalmente es un individuo con más experiencia emparejado con un mentoreado con menos experiencia o mucho más joven.
    Mentoring grupal: en este modelo, uno o varios mentores trabajan con un grupo de mentoreados. Las escuelas y los programas para jóvenes a menudo aplican este modelo porque puede que no haya suficiente tiempo o recursos para tener un mentor para cada participante.
  • Mentoring entre pares: Los participantes en este modelo son del mismo rol o departamento o han compartido experiencias similares o similares, ya sea en su vida profesional o personal. Estos pares se unen para ofrecerse apoyo mutuo. Esto puede ser una relación de mentoría grupal o individual.
  • Mentoring a distancia: con una tecnología tan avanzada, la relación de mentoría ya no tiene que ser cara a cara (de forma presencial). Mediante el uso de software online (por ejemplo, Skype) o incluso correo electrónico, los participantes en este tipo de mentoring pueden conectarse virtualmente sin perder el toque personal.
  • Mentoring inversa: esta relación de mentoring se voltea del modelo tradicional. En lugar de un profesional superior que asesora a un empleado más joven, el empleado menor asesora a un profesional más experimentado. Por lo general, esta relación es para que el profesional más joven o más joven enseñe las habilidades o una nueva aplicación o tecnología al más experimentado.
  • Mentoring de velocidad: Este tipo de mentoring es un juego de citas rápidas y generalmente ocurre como parte de un evento corporativo o conferencia. El mentoreado tiene una serie de conversaciones individuales con un conjunto de mentores diferentes y generalmente pasa de un mentor al siguiente después de una breve reunión. El mentoreado debe venir preparado con preguntas para el asesoramiento de los profesionales de nivel superior.
mentoring

¿Qué significa ser un mentor?

En esencia, ser un mentor es ser un asesor de confianza. 

Puede significar muchas cosas diferentes, pero todo se reduce a estar disponible para apoyar y asesorar a alguien cuando lo necesite, brindar ese apoyo de una manera que tenga sentido para ellos, y siempre, siempre manteniendo los mejores intereses de esa persona en mente.

Una relación de mentor / mentee puede durar años, o puede durar por un corto período. 

Cuando asesoras a alguien a largo plazo, realmente llegas a conocer y comprender su personalidad, estilo de aprendizaje y objetivos, que pueden prepararlo para ofrecer consejos más ricos y relevantes a lo largo del tiempo. 

Pero el mentoring no tiene que ser a largo plazo. También puede ser una relación única o de corto plazo, como cuando alguien necesita ayuda para resolver un problema específico, como una transición profesional o un problema con un compañero de trabajo o gerente. 

En un artículo para  Harvard Business Review , el capitalista de riesgo Anthony T. Khan escribió sobre tres tipos de mentores. Exploremos cada uno a continuación.

Mentores de pares

Este es más un aprendizaje que un mentoring. Ya sea que alguien se incorpore a un nuevo trabajo o simplemente en las primeras etapas de su carrera, pueden beneficiarse de tener un mentor que trabaje en su misma compañía para ayudarlos a establecerse en su nuevo trabajo y escalar la curva de aprendizaje más rápido. 

Un mentor de pares se enfoca en ayudar con habilidades específicas, trabajar hacia objetivos específicos y prácticas básicas de organización sobre cómo hacer las cosas.

Mentores de carrera

Cuando la mayoría de las personas piensan en el mentoring, piensan en la orientación profesional. Los mentores profesionales son superiores a sus mentoreados en la misma empresa o en una empresa anterior. 

Su propósito es servir como asesor y defensor de carrera, y ayudar a reforzar cómo las contribuciones laborales de un mentee se ajustan a sus objetivos profesionales a largo plazo, y tal vez incluso cómo encajan en el panorama más amplio de los objetivos de la compañía.

Algunas empresas tienen programas de orientación profesional integrados en su estrategia de desarrollo de personas. Esto parece funcionar mejor cuando no se trata de un sistema burocrático, sino más bien de un sistema de voluntariado en el que los empleados existentes se ofrecen como voluntarios para guiar a los nuevos empleados. 

«Debería ser algo que la gente sepa que se adopta como parte del espíritu de una empresa», escribe Khan.

Mentores de vida

Un mentor de vida suele ser alguien fuera del lugar de trabajo del mentoreado. 

Esta persona puede servir como una caja de resonancia objetiva cuando esa persona se enfrenta a un desafío profesional difícil o está considerando cambiar de trabajo. Khan escribe que los mentores de la vida no deberían reemplazar a un compañero o mentor de carrera, pero «están ahí para impartir sabiduría profesional».

Lo más probable es que seas más de uno de estos tipos de mentores para varias personas, y es posible que tengas algunos mentee a la vez. Hay algunos consejos que son válidos independientemente del tipo de mentoring en la que te encuentres.

mentoring

Aquí hay 12 consejos sobre cómo ser un mentor increíble.

¿Tú qué sacas de esto?

Como mentoreado

  • Ser capaz de cambiar / alcanzar tus objetivos de manera más rápida y efectiva que trabajar solo
  • Construir una red de experiencia a la que recurrir puede beneficiarse tanto a ti como a otros

Como mentor

  • El mentoring es voluntario pero extremadamente gratificante, y puede beneficiar a tu propio desarrollo de habilidades y progresión profesional
  • Debes ser el tipo de persona que quiere que otros tengan éxito, y que tengas o puedas desarrollar las habilidades necesarias para apoyarlos 
mentoring

12 maneras para ser un mentor increíble

1. Enfoca cada mentoría de manera diferente.

Si bien puedes hacer todo lo posible para clasificar una relación de mentor / mentoreado, cada uno es único. Cuando comienzas, es importante tomarte el tiempo para evaluar su propio estilo y preparación, y pensar qué tipo de compromiso puedes y quieres hacer.

Nana González quien lidera el desarrollo del equipo y la cultura  del equipo de marketing de Open Digital, recomienda hacerse preguntas y reflexionar sobre las preguntas de esta lista que son relevantes para ti:

  • ¿Qué tipo de estilo de gerente tienes / deseas naturalmente?
  • ¿Qué expectativas establecerás con respecto a tu estilo y la mejor manera de trabajar contigo? 
  • ¿Cómo sabrás cuándo tu mentoreado tiene éxito y ya está listo?
  • ¿Cómo vas a comunicar cómo es el éxito para él / ella?
  • ¿Cómo esperas que sea el desarrollo de tu mentoreado en el transcurso del mentoring?
  • ¿Cómo puede segmentar su experiencia en fases para llegar a ese punto?
  • ¿Cómo vas a utilizar el tiempo uno a uno ?
  • ¿Cómo explicarás tus expectativas para las reuniones individuales (si corresponde) para que estén en la misma página?

2. Establece expectativas juntas desde el principio.

Una vez que hayas reflexionado sobre las preguntas del n. ° 1, tanto tú como tu mentee encontrarán útil sentarse y superar las expectativas, especialmente si solo se están conociendo.

Por ejemplo, supongamos que un alumno de tu alma mater te envía un correo electrónico preguntándote cómo es trabajar en tu empresa. Tal vez te preguntes si te preguntaron eso porque quieren trabajar para tu empresa, o si simplemente sienten curiosidad acerca de cómo es una empresa en tu industria. 

Comprender exactamente de dónde provienen ayudará a impulsar su discusión en la dirección que sea útil para ambos. Si tu empresa no está contratando o no se siente cómodo ayudándoles a conseguir un trabajo, por ejemplo, entonces querrás establecer esas expectativas temprano.

3. Toma un interés genuino en tu mentoreado como persona.

Una relación mentor / mentoreado es muy personal. Puedes dar consejos mediocres sin conocer realmente a una persona, pero para destacarte como un mentor increíble, realmente tendrás que conocer a tu mentoreado a nivel personal.

Probablemente tengas algunas de las preguntas más orientadas a la carrera: cuál es su estilo de trabajo, el trabajo de sus sueños, las metas para su trabajo actual, y así sucesivamente. Pero ¿qué pasa con las cosas que los hacen …  ellos? 

Conocer a tu mentee en un nivel más profundo te ayudará a construir una relación sólida, y también te ayudará a comprender quiénes son como persona, sus gustos y disgustos, cómo interactúan con los demás, etc.

Entonces, si tu mentoreado te dice que tuvieron un gran fin de semana, no sigas con el programa. Pregúntales qué hicieron, con quién lo hicieron o cómo es su relación con esas personas.

¿Una excelente manera de conocer a alguien? Conviértete en un oyente activo. 

Esto es más fácil decirlo que hacerlo: significa hacer un esfuerzo consciente para realmente, prestar atención a lo que dice tu mentoreado, en lugar de pensar en lo que va a decir a continuación. 

Es posible que te preocupe que necesites encontrar algo útil de inmediato, cuando, de hecho, lo mejor que puedes hacer por tu mentee es escucharlo atentamente lo que está diciendo, hacer preguntas abiertas para profundizar y actuar como un caja de resonancia.

Lo que nos lleva a nuestro próximo consejo …

4. Sepa cuándo esperar antes de dar consejos.

Cuando estás asesorando a alguien, puedes sentirte presionado para darle consejos de inmediato. Pero no todos los comentarios son útiles, y dar comentarios inútiles, o inoportunos, puede ser perjudicial para su relación. 

Un mentor sorprendente sabe cómo determinar si una situación se presta o no a comentarios inesperados o comentarios realmente reflexivos.

Corliss llama a esto «presionar el botón de pausa».

«Un buen mentor sabe cuándo presionar ‘pausa’ durante una conversación«, dijo. «De vez en cuando, una conversación puede tomarnos desprevenidos. Por ejemplo, tal vez alguien plantea un problema de recursos humanos o un problema grave con un empleado. Tal vez alguien dice algo que te enoja o molesta. Si no tienes el derecho información, experiencia o estado emocional para reaccionar a un escenario correctamente, presione ‘pausa’. Eso le dará la oportunidad de obtener más información, hablar con sus recursos y regresar con una respuesta clara y valiosa «.

¿Cómo se vería eso en una conversación real? «Gracias por compartir esto conmigo. Voy a tomarme un tiempo y pensarlo seriamente antes de continuar. Es importante para mí que le esté dando la mejor solución posible. ¿Por qué no seguimos hablando de ello? [mañana / la próxima semana / la próxima vez que nos veamos] «Reservaré algo de tiempo».

5. Mejora tu inteligencia emocional.

Ser emocionalmente inteligente es una gran parte de ser un mentor increíble. Cada vez que te conviertas en un mentor para alguien, te encontrarás conociendo su personalidad única, sus deseos y necesidades, las experiencias que los han moldeado y cómo lidian con diferentes situaciones.

Los mejores mentores saben cómo desbloquear esta información haciendo las preguntas correctas, leyendo el lenguaje corporal de su mentoreado, siendo de mente abierta e incluso reconociendo y controlando sus propias emociones. 

6. No asumas nada sobre tu mentoreado … siempre pregunta

Es fácil caer en estereotipos o no ver una situación desde la perspectiva de la otra persona. Pero los grandes mentores reconocen que es su responsabilidad romper los supuestos comunes haciendo preguntas y profundizando. 

Esto es especialmente cierto si estás asesorando a alguien que se encuentra en las primeras etapas de su carrera, o si los dos se están conociendo y no están seguros de cuán transparentes sean.

Por ejemplo, supongamos que estás asesorando a alguien que tiene problemas para comunicarse con su gerente. En lugar de lanzarle a una historia sobre un momento en que tuvo problemas de comunicación con un gerente suyo, dedica tiempo a hacer preguntas que extraigan los detalles importantes de su problema. 

Hazle preguntas detalladas a tu mentee sobre su relación con su gerente. No asumas que comprendes su estilo de trabajo simplemente basado en las conversaciones que hayas tenido con ellos, ya que probablemente trabajan y se comunican de manera diferente con su gerente que contigo.

Solo una vez que hayas obtenido una experiencia honesta sobre un problema es que puedes compartir comentarios útiles y relevantes, sin tomar decisiones para su aprendiz. Eso depende de ellos.

7. Sé sincero sobre los errores que hayas cometido.

Estar abierto a compartir tus propios errores y fracasos es uno de los mejores regalos que un mentor puede dar. No solo es información útil para la resolución de problemas, sino que también ayuda a generar confianza, nos da permiso para compartir nuestros propios errores y fortalece la relación en general.

«Los jóvenes no siempre se sienten cómodos al reconocer un error o al admitir que están luchando en un área determinada«, dice Emma Brudner, quien administra el Blog de ventas de HubSpot. «Si te enfrentas a tus fracasos y luchas, estás de acuerdo en que intervengan y les ayudes a compartir contigo».

Leslie Ye, escritor de varios blogs de ventas, sugiere reflexionar sobre los problemas que enfrentó y lo que lo ha hecho tropezar en el mismo momento de su carrera en el que se encuentra su aprendiz. » Escuchar cómo alguien más abordó un desafío siempre es útil para alguien que lo atraviesa por primera vez». dice. «Incluso si no resuelve los problemas de la misma manera que su mentoreado, siempre es útil escuchar múltiples perspectivas».

8. Celebra sus logros.

Debido a que las personas a menudo buscan o llaman a un mentor para que les ayude en situaciones difíciles, muchas conversaciones giran en torno a las cosas negativas. 

Cuando se toma el tiempo para resaltar e incluso celebrar los éxitos y logros de tu mentee, no solo estás equilibrando el estado de ánimo de esas conversaciones, sino que también estás construyendo la confianza de tu mentee, reforzando el buen comportamiento y manteniéndolo enfocado y motivado. 

Dependiendo de la relación, los mentoreados también podrían estar buscando la aprobación de sus mentores, y reconocer su éxito es una forma de satisfacer esa necesidad psicológica de reconocimiento.

La forma de celebrar sus logros depende totalmente de ti. Por ejemplo, si eres un mentor que ayuda a un empleado nuevo, puedes elegir reconocerlo públicamente compartiendo su éxito con su equipo o incluso solo con su gerente. 

9. Da más de lo que pides.

Creo en el principio de «lo que se da, siempre regresa». 

Me gusta pensar en mis mentores que se han esforzado por reunirse conmigo para tomar un café, darme su opinión sobre las opciones de trabajo, señalarme los recursos, etc. 

Los mejores mentores que he tenido me han ofrecido desinteresadamente su tiempo y sabiduría, y estoy seguro de que los mejores mentores  que has  tenido han hecho lo mismo. Piensa en el impacto que han tenido en tu carrera y ofrece lo mismo a tus mentees.

Da más de lo que pides. «La mayoría de los mentees tienen menos que ofrecer porque son típicamente más jóvenes y menos experimentados. Puede ser difícil pedir ayuda si sientes que eres una carga para otra persona. Dar consejos o ayudar libremente, y dejarlo claro estás feliz de hacerlo, es una gran ayuda para aliviar esas ansiedades».

10. Busca clases o proyectos relacionados con las habilidades que tu mentee quiere desarrollar.

Los grandes mentores buscan situaciones, y algunas incluso crean situaciones, donde tus mentees pueden involucrarse para aprender algunas de las habilidades que esperaban aprender. 

No importa cuánta o poca experiencia tenga en el trabajo o industria actual o deseada de tu aprendiz, aún puede brindarles recursos útiles para tener éxito.

Puede ser cualquier cosa, desde conectarlos con alguien con experiencia en el trabajo o la industria de sus sueños, o enviarles un sitio web a una conferencia o clase en la que quieran inscribirse. Tome nota de las áreas en las que tu aprendiz quiere crecer y siempre ponte a buscar oportunidades para orientarlos en la dirección correcta.

Si trabajas en la misma compañía que tu mentee y tienes alguna participación en su experiencia, te sugerimos presentarles nuevos proyectos a lo largo del tiempo como una forma de construir una base sólida.

Primero, comienza con algo que dé contexto.

Esto podría ser algo que requiere investigación y es realmente valioso. Luego, entrega algo pequeño que normalmente haces para que tu interno o mentee lo posea, como un correo electrónico semanal o una publicación de blog.

Esto ayudará a tu aprendiz a aprender a cómo desarrollarse sobre algo, incluyendo cómo ejecutar y alcanzar una meta por sí mismo. Luego, construir sobre eso la base.

11. Resolver a largo plazo.

Trabaja con tu mentoreado como si fueras su mentor para siempre. Esa mentalidad te facilitará darles orientación a largo plazo, lo que les ayudará a tomar decisiones que sobrevivan a su tiempo.

Esto es particularmente importante si trabajas en la misma compañía que tu mentoreado porque les ayudarás a tener un mayor impacto en su compañía. 

Darles mucha propiedad puede dejar una brecha cuando se van, pero ¿por qué limitar el impacto que puede tener tu interno para resolver una transición más fácil?.

Es mejor haber amado y perdido que nunca haber amado en absoluto.

12. Liderar con el ejemplo.

Por último, pero ciertamente  no menos importante, ser un modelo positivo. 

Tu aprendiz puede aprender mucho de ti simplemente observando cómo te comportas. Recogerán información sobre tu «ética, valores y estándares; estilo, creencias y actitudes; métodos y procedimientos.

Es probable que sigan tu ejemplo, adapten tu enfoque a su propio estilo y desarrollen confianza a través de la afiliación que tengan contigo. Como mentor, debes ser muy consciente de tu propio comportamiento.

Al final del día, ser un gran mentor requiere práctica y paciencia. 

Cuanto más trabajes con un mentee determinado, más aprenderás mucho sobre ellos: su estilo de comunicación, cómo procesan los comentarios, cómo logran alcanzar sus objetivos. 

Al mismo tiempo, aprenderás mucho sobre ti mismo: qué tan efectivamente puedes explicar las ideas de una manera que otros puedan entender, qué tan bien puede controlar sus emociones, si puedes proporcionar una visión que motive a otros. , y así.

Al final, ser un mentor probablemente será una experiencia tan gratificante para ti como lo será para tus mentorizados.

mentoring

¿Dónde puedes encontrar un mentor?

Inscríbete en un programa de mentoring: si estás en un programa formal de mentoría, se te asignará un mentor. Estos podrían estar dentro de tu organización, un grupo social, una red de ex alumnos de tu universidad, o una empresa en la que eres miembro. Pregúntanos!!!

Pregúntale al departamento de recursos humanos: fija una cita con tu gerente o director de recursos humanos y pídeles que lo relacionen con un líder o director senior interno. Ten una lista de cuáles son tus objetivos y lo que debe tener del mentor planeado de antemano y dáselo al gerente de Recursos Humanos.

Encuentra un profesional que respetes: crea una lista de 5 a 10 personas que admires y con las que estés conectado. Considera lo que en su experiencia respetas y admiras más. Es posible que tenga más de un mentor para diferentes conjuntos de habilidades que deseas desarrollar más. Por ejemplo, podría haber una persona que admires y desees como mentor para aprender hablar en público, otra para escribir o publicar, y otra para el desarrollo del liderazgo.

Pregúntale a un amigo o colega de confianza: ponte en contacto con alguien en la red de tu amigo o colega. Preferiblemente, la persona que te corresponde te conoce muy bien y puede transmitir tus ambiciones y objetivos a tu mentor potencial. También es preferible tener a alguien en mente o alguien a quien haya conocido o conocido previamente de alguna manera.

Ten cuidado de pedirle a tu jefe que sea tu mentor. Si bien tu jefe parece un ajuste natural en muchos casos, podría haber muchas desventajas al tener a tu jefe como tu mentor. Por ejemplo, es posible que tu jefe no te diga honestamente que dejar la empresa es tu mejor opción para el crecimiento profesional o que no te obligará a pedir un aumento o promoción por temor a su presupuesto. Recuerda que el mentoring se centra en el crecimiento a largo plazo, no en el rendimiento diario.

No le pidas a extraños al azar en LinkedIn o en las conferencias a las que asista que sea tu mentor. Asegúrate de estar conectado de alguna manera con esta persona que no sea por admiración ciega.

¿Cómo convertirte en un mentor certificado?

Desarrollando tus habilidades de mentoring

Ya sea que estés buscando ser un mentee, comenzar un programa de mentoring en tu organización o quieres convertirte en un mentor, en Open Digital Academy tenemos todo lo que necesitas para sobresalir. 

En Open Digital comprendemos muy bien el valor del mentoring y cómo esta relación puede disparar el crecimiento y desarrollo de tu carrera, así como ser utilizada como una poderosa herramienta de desarrollo para tu organización. En Open Digital tenemos numerosas ofertas sobre mentoring para profesionales de desarrollo de talento y emprendedores de negocios.

¿Qué consejos tienes para ser un gran mentor? Compártelos con nosotros en los comentarios.

Deja un comentario